¿Qué ver y qué visitar un dia en Praga? 

Vista de los puentes de Praga

¡Aquí te daremos los puntos de interés y atracciones turísticas más importantes que no te puedes perder de la capital de la República Checa! ¡la ciudad de las 100 torres! 

Esta entrada del blog, está especialmente pensada para aquellos viajeros que recorren muchos países en pocos días, y permanecen muy pocas horas en cada uno de ellos. También este texto es muy útil para aquellas personas que vienen y llegan por motivos laborales y tienen escaso tiempo para contemplar y disfrutar de las atracciones de la ciudad .

El casco histórico de Praga, no es muy grande ni extenso, y por lo mismo tiene la ventaja que puede ser visitado en una sola jornada. 

La ciudad patrimonial, está dividida en 4 zonas, que podemos denominar históricas, a saber: La Ciudad Vieja (que incluye el barrio o antiguo gueto judío), la Ciudad Nueva, que era la zona que estaba detrás de los muros medievales de Praga, algunos siglos atrás. Cruzando el Puente de Carlos, y el río Moldava llegamos a la otra banda de la ciudad; allí encontraremos el barrio de Mala Strana (Barrio pequeño) y el Castillo de Praga, que se alza esplendoroso y galante en la orilla norte de la ciudad. 

Ciudad vieja de Praga

Que ver en la ciudad vieja y el barrio judío de Praga

Partiremos nuestra ruta por la mañana, a eso de las 10 am, y nuestro recorrido comienza en la plaza de la Ciudad Vieja. Aquí podrás contemplar la magnífica Iglesia de Nuestra Señora del Tyn. En la plaza se halla además la escultura del célebre reformador checo, Jan Hus, quemado como hereje por la Iglesia católica en 1415, en Constanza, Alemania. En la torre del antiguo ayuntamiento de Praga, se sitúa uno de los símbolos de la ciudad, el famoso y único reloj Astronómico. Cerca de la plaza Hay algunos monumentos importantes que no te puedes perder como son el teatro de los estados donde Mozart estrené Don Giovani, La torre de la pólvora, antigua puerta de la ciudad o algunas iglesias como San Jacob que es el ejemplo mas grande del barroco en Praga o la iglesia de Belen en la que predicaba Jan Hus.

Luego de contemplar el corazón de la ciudad vieja, nos dirigimos al barrio judío. Aquí, vamos a pasar frente a las 5 sinagogas. Entre estas destacan la sinagoga vieja nueva que es la mas antigua de Europa que sigue en funcionamiento y no forma parte del museo Judio o la Sinagoga Española , que es la mas moderna y nos recuera a la arquitectura árabe que tanto influenció al sur de España, además en la puerta se encuentra la famosa estatua dedicada a Franz kafka en la que aparece el famoso escritor subido a hombros de un traje vacío. También vamos contemplar el impactante cementerio del gueto, sus 12 mil lapidas que contienen cerca de 90 mil nombres. Gente enterrada entre el siglo XV y el siglo XVIII. 

Si prefieres realizar este recorrido con un guía que te muestre todos los detalles y aprovechando bien el tiempo puedes realizar un free tour por la ciudad vieja y barrio judio en el que tu decides el precio al final del recorrido.

Cementerio Judio de Praga

Ambas visitas nos tomarán alrededor de dos horas y media. Luego nuestra sugerencia es comer algo, y qué mejor algo típico del país, y nuestra recomendación es hacerlo en nuestro restaurante favorito, U cerveneho Pava.

Nos tomaremos una hora para tranquilamente comer y deleitarnos además con la bebida nacional del país: ¡La cerveza!

Que ver en el castillo de Praga y el barrio de Mala Strana

Luego por la tarde comienza nuestra segunda etapa de la visita. Nos iremos al puente de Carlos. Otro símbolo de Praga. Allí contemplaremos las aguas del moldava, la estatua de Carlos IV de Luxemburgo, aquel monarca que ordenó la construcción de este magnífico puente en 1357.  A nuestra izquierda y a nuestra derecha veremos las 30 estatuas del puente, siendo el puente que tiene más estatuas en el mundo. Las imágenes representadas, fueron puestas durante el siglo XVII y XVIII, una verdadera exposición al aire libre de arte cristiano católico barroco. 

Puente de Carlos Castillo y Mala Strana

En Mala Strana, pasearemos por la Isla de Kampa, miraremos el Muro de John Lennon, la Iglesia de San Nicolás y la famosa iglesia de Nuestra señora de la Victoria donde se halla el altar la imagen milagrosa del divino Niño Jesús de Praga. Tomaremos posteriormente el tranvía, número 22, para ascender a nuestro último punto de interés del día, el Castillo de Praga, el más grande del mundo. 

Si estamos en temporada de verano comenzaremos visitando, el jardín de verano de la reina Anna de Jaguellon, esposa del rey Fernando I de Austria, que tomó la corona del reino de Bohemia en 1526. Allí contemplaremos el palacio de verano, esplendida construcción, ejemplo de la cultura renacentista de Praga durante el siglo XVI. Tras recorrer el parque que circunda los antiguos palacios aristocráticos, entraremos a los patios interiores del Palacio Nuevo del Castillo de Praga, y en sus pórticos reconoceremos la guardia palaciega. 

Allí tendremos frente a nosotros la máxima expresión arquitectónica neoclasisista que recuerda los monumentales edificios de Viena que nos remontan a la época de la emperatriz María Teresa de Habsburgo (1740-1780). Se asoma sobre los tejados la bandera presidencial, pues aquí se hallan las oficinas del jefe de Estado el país, en otras palabras, las oficinas de la presidencia. 

En el tercer patio se asoma en toda su majestuosidad la catedral de San Vito, monumento religioso principal del país, construido entre 1344 y 1929. Entraremos en ella con el fin de ver la nave central y sus 19 capillas, cada una de ellas decorada con vitrales impresionantes, destacando entre ellos el rosetón, uno de los más grandes del mundo. 

Catedral de San Vito

(catedral de San Vito)

Seguiremos nuestra visita por los siguientes patios, para por fin acceder a un rincón maravilloso que se esconde en unos de los vértices de la fortaleza, a saber: El callejón del oro.

Callejuela estrecha que se halla a los pies de diminutas casas coloreadas, donde antiguamente vivieran soldados, guardias y centinelas del castillo. Siglos más tardes, ocuparían estas casas, gentes de escasos recursos, entre ellas, el célebre escritor Franz Kafka, que pasaría una temporada en la vivienda que hoy lleva el número 22. 

Tras dejarnos deleitar por los encantos de este estrecho pasaje, terminaremos nuestra excursión en los fabulosos miradores del viñedo real, ubicados en la salida este del Castillo de Praga. Si prefieres realizar este recorrido con un tour también salen diariamente los Free tours del Castillo y Mala Strana a las 14:30.

Praga Iluminada

Por ultimo puedes terminar el dia con un bonito paseo a las orillas del moldava con el castillo y puente de carlos de Fondo dirigiendote hacia el Teatro Nacional y la casa Danzante para ver algo de arquitectura moderna y finalizar el dia con unas increibles vistas de Praga iluminada.

Ha sido una jornada larga y cansada, pero provechosa y completa. Si no te aguantas las ganas de venir, no dudes en contactarnos y agendar tus visitas con nuestra compañía aquí.

 ¡Hemos visto mucho, pero en Praga todavía queda mucho por ver, hemos abarcado sólo lo más esencial de la ciudad de Praga, y sólo en un solo día!