Praga la ciudad de las cien torres

Free Tour Praga

Las 6 mejores torres con miradores de Praga.

La capital checa ha sido denominada de muchas maneras, durante el comunismo, “la Paris del Este”, en los últimos años, también se la ha denominado, “la Amsterdam del este”. También algunos la han llamado “la ciudad dorada”, dada a la irremediable tendencia que tiene el arte público checo de teñir de oro todos los detalles, tanto en edificios como en esculturas y relieves de las iglesias. 

Pero también se les ha denominado la ciudad de las cien torres. Basta nada más subir a un punto, donde la perspectiva de la ciudad sea amplia, para darse cuenta, que se asoman, por dondequiera, bellas cúpulas de cobre, bronce y oro, al mismo tiempo que antiguos pórticos de la ciudad medieval fortificada. Todas estas torres pueden pertenecer a iglesias góticas, barrocas o renacentistas, pero también son la cúspide de edificios profanos y municipales, incluso hay torres que pertenecen a edificaciones alzadas sólo hace pocas décadas atrás. 

En fin, Praga desde las alturas luce espléndida, magnífica, en parte también gracias a sus elegantes y solemnes torres, que le dan identidad y belleza al paisaje.

¿Te gusta la fotografía? ¿Buscas puntos desde los cuáles contemplar Praga entera y vasta?

Has llegado al lugar indicado. A continuación, te recomendaremos 5 miradores, situados en edificios históricos de la capital checa, que recuerdan por sí solos toda la agitada historia que ha conmocionado al país durante siglos.  

Muchas de ellas son puntos de interés turístico frecuente entre los visitantes, que ascienden varios metros para poder contemplar esta hermosa ciudad desde las alturas.

A continuación, te daremos una lista de 5 torres de Praga, que hoy mismo atraen a millones de personas porque son al mismo tiempo asombrosos miradores de la ciudad

La cúpula de la catedral de San Vito

La catedral se sitúa en el tercer patio del Castillo de Praga. El campanario principal de la iglesia, siendo un edificio de estilo gótico, curiosamente posee una cúpula de estilo barroco. Allí se encuentra según dicen la campana más grande el mundo, llamada la de Segismundo. Pagando un ticket, es posible ascender hasta ella, y desde allí se tiene una perspectiva muy alta donde prácticamente contemplas la totalidad de la ciudad, incluyendo casco históricos y periferias.

La Torre del antiguo Ayuntamiento de Praga

Torre del reloj astronómico

Hermoso edificio gótico situado en el corazón de la plaza de la ciudad vieja. En sus fachadas puedes encontrar el reloj astronómico, símbolo de la ciudad de Praga. Pero también encuentras allí el acceso para subir a la cúspide de la torre del edificio. La primera parte es posible realizarla en un ascensor, pero los últimos 30 metros, debes ascender por la escalera con forma de caracol. Desde el mirador podrás ver en todo su esplendor la plaza de la ciudad vieja pero también podrás reconocer el castillo de Praga, el río Moldava y más. 

La torre de la pólvora.

Torre de la polvora

Es la única torre que se conserva del antiguo sistema de fortificaciones amuralladas que protegía a la ciudad vieja, durante toda la edad media. Hoy es un punto que nos permite distinguir los límites entre la ciudad vieja y nueva. Se halla muy cerca de otro monumento precioso del casco histórico a saber; la Casa Municipal, símbolo del arte modernista de Praga. También hallarás la zona denominada Plaza de la República. 

Es posible ingresar en ella, y aunque no es tan alta como otras torres, su interior decorativo del gótico tardío, asombra a los visitantes a diario.

La torre de la astronomía (Klementinum)

Torre del Clementinum

Esta es la cúpula del antiguo seminario jesuita de Praga, situado en la ciudad vieja, Klementinum. Después del castillo de Praga el antiguo colegio de la Compañía de Jesús, es el complejo de edificaciones más grande del casco histórico. Toda la zona tiene un alto interés patrimonial y turísticos. Sus capillas, su biblioteca, que contiene el más valioso fondo archivístico del país, son visitados todos los días por personas de todo el mundo. Así mismo su mirador, la torre de la astronomía, allí puedes ver una muestra de antiguos globos terráqueos, que representan los continentes, pero también las 12 constelaciones del cielo, cuyo modelo astrológico predominó durante toda la edad media y primeros siglos de la modernidad.

La Torre Petrin

Torre de Petrin

La semejanza con la Torre Eiffel, es sin duda explícita y, por cierto, a propósito. Esta torre de acero forjado, se construyó sobre la colina de Petrin sólo dos años más tarde que la célebre torre parisina. Es más, si esta fue construida para celebrar la feria de naciones de 1889, cuyo país anfitrión fuera Francia, aquélla se alzó dos años más tarde, en 1891. Aquel año fue Praga la sede de este evento internacional. y quisieron impresionar al mundo con una réplica reducida del monumento francés. En ese mismo contexto, construyeron con el fin de acceder a esta torre un encantador funicular, que todavía funciona y es demandado no sólo por los turistas, sino también por los residentes, pues forma parte del sistema de transportes de la capital checa y conecta el distrito de Praga 1 con Praga 6, Strahow, zona donde suelen alojarse estudiantes provenientes de todas partes del mudno. Este simpático funicular lo puedes coger desde el barrio de Mala Strana, en la zona de Ujedz.

Digamos que, una de las perspectivas más espectaculares del complejo palaciego del castillo de Praga se capta desde esta torre, que es uno de los más altos que hay en toda la ciudad.

Tv Tower Zizkov

Torre de Zizkov

Situada fuera del casco histórico de Praga, esta torre se encuentra en el residencial barrio de Praga 3. Fue construida en la década de los 80, en la última etapa del régimen comunista. De un estilo “brutalista”, esta controversial torre a sido denominada, por algunos cursis sabelotodo, como uno de los edificios más feos del mundo. Pero para gustos los colores.

Esta antena cumple tareas actualmente de telecomunicación digital, pero allí también encuentra cafés, salones para eventos, hotel y por supuesto que un espectacular mirador, el más alto que tiene la capital checa. A los pies de este edificio se encuentra un bello cementerio judío, el segundo que abrieran las comunidades hebreas en Praga, tras cerrarse el cementerio del antiguo gueto por razones sanitarias en 1787. 

Puedes subir al mirador o al bar de la torre. Reserva tu tiket o consigue más información aquí.  

Como hemos podido apreciar este recorrido que hemos hecho de estas torres, de estos miradores también, nos ha llevado a conocer la gran variedad arquitectónica de Praga, que nos reflejan diferentes periodos de la historia, desde la era dorada del temprano-medio-tardió gótico, pasando por referentes barrocos, más tarde, modernismo y finalmente también en expresiones contemporáneas que recuerdan la historia del siglo pasado en la extinta Checoeslovaquia. 

Un punto desde el cual se pueden apreciar todas estas torres es desde los miradores del castillo de Praga.