Mala Strana es la ciudad más pequeña del casco histórico de Praga. Se encuentra en la orilla norte del río Moldava, y se halla en la zona inferior de la colina del Castillo de Praga. Mala Strana, son dos palabras checas, “mala” hace alusión a algo pequeño o chico, y Strana literalmente significa parte. La zona pequeña es la traducción más precisa de esta expresión. En inglés se suele denominar como “Lesser Town”. Y en castellano las guías turísticas le llaman la ciudad pequeña de Praga o el barrio pequeño. Es una de las zonas que recorremos en uno de nuestros free tours, el del Castillo y Mala Strana.

HISTORIA DE LA CIUDAD PEQUEÑA

Su fundación oficial data de la segunda mitad del siglo XIII, durante el reinado del monarca Otakar II. en su origen sería un asentamiento que concentraría artesanos y manufactureros de habla alemana. En 1541 sufre un voraz incendio que la destruyó casi en su totalidad. El incendio también afectó al Castillo y a la ciudad de Hradcany. En 1784 la Ciudad Pequeña se reagrupa con las otras ciudades históricas de Praga perdiendo su autonomía.

¿Qué Ver y Conocer En Mala Strana? 6 Monumentos Imprescindibles

En Mala Strana se encuentran algunos de los monumentos más importantes de Praga y además hay muchas calles bonitas tanto en el interior como a las orillas del rio Moldava. Nosotros incluimos un recorrido por este barrio en nuestro Free Tour Del Castillo. Si andas por Praga y quieres conocer estos rincones en detalle y acompañado por expertos no dudes en reserva tus free tour aquí mismo.

LA ISLA DE KAMPA

Isla De Kampa En Mala Strana

Es una Isla que se encuentre entre el río Moldava y la corriente del diablo, conocida también como la pequeña Venecia. Allí es posible contemplar todo el encanto de los antiguos molinos que todavía se conservan en las orillas, datados del siglo XVI. En la parte más cercana al puente de Carlos, es más urbanizada y se pueden hallar terrazas y restaurantes. Del lado opuesto se halla un hermoso parque, con divinas vistas al río y a la ciudad vieja. Allí también se haya un museo así también como una curiosa escultura del famoso artista checo, David Cerny.

MURO DE JOHN LENNON

Parada obligatoria de toda visita turística de Praga. El muro de John Lennon, es el símbolo que recuerda a toda una generación de jóvenes idealistas que lucharon por la libertad de expresión durante la era del régimen comunista. El origen del nombre tiene que ver con el asesinato de John Lennon ocurrida en Nueva York en diciembre de 1980. El luto ante la muerte del ícono de la música popular fue mundial. Fue entonces que aparecieron en este muro murales y graffitis que recordaban y homenajeaban la memoria del ex Beatle. Las autoridades de la época consideraban estos actos vandálicos, por lo mismo, buscaron por muchos medios impedir que la gente pintase sobre el muro. Pero la perseverancia fue tan grande por parte de la población, que las pintadas sobre el muro continuaron hasta prácticamente 1989, año en que cayó la dictadura. Hoy recibe la visita de miles de tursitas que se toman su fotografía obligada junto al muro.

LA CALLE MÁS PEQUEÑA DEL MUNDO

Conocida mundialmente como la calle más estrecha del mundo, sin embargo, no es en estricto rigor una calle. Se trata de una entrada a un restaurante cuyas terrazas dan al río Moldava con hermosos miradores al Puente de Carlos. El asunto es que este acceso es tan estrecho que no puede pasar más que una persona. Por lo mismo, se puso allí un semáforo peatonal. Además de una simpática y pintoresca farola, que dan la impresión de que se trata de un callejón medieval de Praga. Se trata de un ingenioso truco de márquetin por parte del propietario del restaurante, que gracias a estos añadidos convirtió al acceso de su local e n uno de los puntos de interés que más renombre le han dado a Praga en el mundo entero.

MUSEO DE FRANZ KAFKA DE MALA STRANA


Franz Kafka (1883-1924) fue un escritor de origen judío nacido en la ciudad vieja de Praga, muy cerca de la plaza y del reloj astronómico. Vivió prácticamente toda su vida en la ciudad, aunque cambió varias veces su domicilio dentro de la misma. Una de las casas más famosos se halla dentro del Castillo de Praga, en el famoso callejón del oro.


Recomendado especialmente a los fanáticos del escritor praguense y también para los amantes de la historia de la literatura. Allí se ven correspondencias originales del autor de la Metamorfosis que compartía con su amigo y confidente, Max Brod. También es posible contemplar fotografías de la capital checa a comienzos de siglo pasado. Sitios que frecuentaba el escritor y detalles de su vida personal, parejas afectivas, amistades, etc. Si te interesa visitar esta colección puedes consultar las referencias de trip advisor que han dejado los visitantes.

IGLESIA DE NUESTRA SEÑORA DE LA VICTORIA (Niño Jesús de Praga)

Es una de las Iglesias más importantes de Praga, mundialmente conocida. Praga es un sitio de lujo para el turismo religioso. Sin embargo, pocas personas conocen el nombre exacto de esta Iglesia que es Nuestra Señora de la Victoria, y le suelen llamar La Iglesia del Divino niño Jesús de Praga. Y es que efectivamente en su interior encontramos el altar donde se halla la imagen de arcilla del niño Cristo Rey.

La historia del Divino Niño Jesús de Praga nos remonta al siglo XVI. Llegó procedente de España, Andalucía. Durante las guerras de religión la imagen ganó fama de ser milagrosa y protectora de Praga y su población. Millones de católicas y de cristianos del mundo entero le vistan diariamente y piden también su protección, para ellos y sus seres queridos. Dentro puedes contemplar además del espléndido interior barroco de la iglesia un museo dedicado a la imagen. La orden de las carmelitas descalzas es la propietaria de la Iglesia y del altar.

LA CALLE MÁS BONITA DE MALA STRANA: NERUDOVA

Hay una calle encantadora que une la zona de Mala Strana con la parte superior que corresponden al Castillo de Praga. Esta calle adoquinada lleva por nombre Nerudova. El nombre lo toma del renombrado escritor checo Jan Neruda, que vivió en esta calle muchos años de vida, retratando en su obra la vida de los vecinos y vecinos de este maravillo barrio de Praga. En efecto, su obra más famosa lleva por título Historias de Mala Strana.


La calle tiene un encanto único. Ambos lados puedes reconocer casas de estilo renacentista, y otras con fachadas de la época del barroco y del rococó. Hay una gran oferta en hostelería, así como también tiendas con suvenires de mejor facturas, tiendas de marionetas artesanales impresionantes, heladerías, cafeterías etc. Tiene mucha vida y goza del esplendor vigente de una las capitales más hermosas del planeta.