CERVEZA! CERVEZA! CERVEZA! DOS O TRES DATOS, DOS O TRES RECOMENDACIONES EN PRAGA

Estábamos en deuda con todos ustedes, pero creo que es hora de saldarla, por fin hablaremos de la tan preciada cerveza en el país que más la consume en el mundo, a saber, la República Checa, ¡160 LITROS PER CAPITA ANUALES! Las marcas locales son conocidas y apreciadas mundialmente, por nombrar algunas de ellas; PLZEN, STAROPRAMEN, GAMBRINUS, BUDWEISER, KOZEL, y otras menos famosas, pero no menos buenas ni recomendables, BERNARD, SVIZANY, RADEGAST, etc……

En primer lugar, si vienes al país checo, ni se te ocurra ir abastecerte a un supermercado y cometer la torpeza de comprar botellas, ni menos latas o cervezas en envases plásticos, ¡no! Las fermentaciones de es clase son de baja calidad, por lo mismo, debes dirigirte directamente a lugares en los que te la sirvan echada (Tocene Pivo, en checo), en las que la cerveza goza de mejor salud, pues suelen estar ni siquiera pasteurizadas, es decir que conservan mayores nutrientes y mayores cantidades de levaduras, siendo una cerveza semejante a un cereal, o un alimento el cual es preciso consumirlo todos los días.

Si quieres visitar en la capital checa, una industria a gran escala de cerveza, recomendamos que te dirijas directamente al barrio de SMICHOV (Praga 5) y allí están las instalaciones de la cervecería con distribución internacional de STAROPRAMEN, o la de la fuente antigua, allí podrás no solo probar las variedades de esta popular cerveza, sino también conocer algo de su procedimiento, en visitas guiadas que ofrecen a los curiosos y sedientos también de conocimientos,

Por otra parte, recomendar qué sitios son buenos para beberla es casi innecesario porque el 90% de los lugares que encontrarás en Praga para dispensarte de ella aprueban largamente el examen de calidad, porque todos ellos dan siempre una cerveza de categoría extraordinaria y a precios por lo general muy económicos.

En esta ocasión simplemente me voy a remitir a los sitios que son mis favoritos dentro del casco histórico de Praga, partiendo por la zona más alta del mismo (Hradcany, o población del castillo), donde se halla el milenario Monasterio de Strahov, famoso por sus colecciones patrimoniales de documentos guardada en sus bibliotecas, pero por supuesto que también su fama ha sido alimentada por su excelente cervecería llamada San Norberto, que se remonta al siglo XII,

Aquí sugiero probar la joya de la casa, el modelo AMBAR LAGER, sacado de viejos recetarios bávaros y aún de la baja Austria, a mi parecer, la mejor cerveza de Praga,

Pero allí podrán deleitarse además con otros tipos de pan líquido, como la cerveza tostada negra, y otras elaboraciones más recientes de fermentaciones altas, tipo IPA (Indian Pale Ale), entre otras muy comunes en los países de habla inglesa.

Ahora si Strahov les parece muy lejos, está bien, para los que quieran andar menos, y además quieran tomarse la cerveza en ambiente más local, les recomendamos ir a catar la reina de las rubias gaseosas, la PILSEN URQUELL, al célebre U Zlateho Tigra, o en lengua nuestra, la del Tigre Dorado,

Situada en pleno centro de la Ciudad Vieja, algunos llegan a decir que aquí se sirve la mejor cerveza de Praga, y por lo mismo del mundo entero, el secreto no está en que sea simplemente PLZEN, la cerveza que allí tiran, sino en las broncíneas tuberías por las que han pasado toneladas y toneladas de cerveza, dejando una suerte de sarro en su interior que eleva todavía más la calidad de esta misma, en fin son mitos y teorías y realidades que aquí no pretendemos aclarar ni tampoco descartar ni confirmar del todo, lo dejamos en suspenso, mejor conformarnos con beber al menos medio litro en este sitio.

Ahora, para mí este sitio tiene algunos defectos, en primer lugar siempre está casi totalmente lleno, lo que hace imposible sentarse en algunas de las mesas, y sus asistentes son en su inmensa mayoría hombres, y todos ellos checos, y en particular los que habitúan el bar, muy celosos de su identidad, no están muy bien dispuestos a recibir a los extranjeros, y muchas veces muestran abiertamente hostilidad hacia ellos y ellas, siendo por lo mismo el ambiente bastante pesado en el sitio, de todas maneras, no se preocupen ni se alarmen, no pasa absolutamente nada y no duden visitarlo si desean conocerlo y probar el manjar de cerveza que allí tienen.

Si no tienen mucho tiempo para buscar cada uno de estos sitios por la ciudad y quieren ojalá aprovechar la ocasión de probar varias variedades al mismo tiempo, entonces les recomendamos asistir al PRAGUE BEER MUZEUM, sitio que tiene varias sucursales, pero la más central de ellas, se halla en calle Dhlouha, plena ciudad vieja.

La gracia que tiene este sitio es que trae diferentes marcas y tipos de cervezas, todas ellas CHECAS, de diferentes ciudades, pueblos y localidades, además de monasterios y otros centros de elaboración, llegando a tener una amplia oferta que supera las 30 posibilidades. No hay que olvidar que en el país checo, más de 200 marcas con distribución comercial, y además existen más de 1000 pequeñas industrias de cervezas, una de ellas con las que cerramos este blog, Prazsky Most

En este simpático sitio, tienen una industria que produce más de 50 mil litros anuales de cerveza, realizándose todos los procesos en el mismo lugar situado a pocos pasos del Puente de Carlos. Se trata de variedades que ni siquiera pasan por el proceso de filtrado, siendo la fermentación muy espesa y alimenticia, según dicen uno podría vivir una larga vida solamente bebiendo esta clase de cervezas, que sin duda son un regalo del cielo, no en vano, en la antigüedad eran veneradas y remitidas directamente a las divinidades.

 

Por Andrés Vidal.