PARQUES Y ÁREAS VERDES EN PRAGA

Por Andrés Vidal

Ha llegado la primavera, y parece que viene a quedarse, pues los últimos días han sido soleados, aun calurosos, estamos contentos y entusiasmados, los árboles de a poco van enseñando los brotes de la nueva temporada, y son las flores las que colorean calles, jardines y parques, los días son más largos, y los pájaros improvisan melodías y coros, la ropa que usamos es más ligera…. Ay que agusto se está en Praga en estas fechas.
Y es que en nuestra ciudad no todo son monumentos, puentes, iglesias y palacios, pues la capital checa, posee amplias áreas verdes y zonas de recreo público, donde la gente se distiende practicando algún deporte, o bien compartiendo sencillamente una cerveza o una barbacoa.
Los parques de Praga, poseen muchísimos encantos y son puntos de interés tanto para los praguenses como para los visitantes. Veamos por qué:
Sin duda, algunos de ellos nos atraen, ante todo, por su belleza natural, a modo de ejemplo, Stromovka, hermosa e inmensa reserva natural situada en Praga 7, junto a los meandros del río Moldava:

Allí es común ver a gente con sus perros, o bien haciendo alguna actividad física: patines, bicicletas, atletas, todo el año es posible reconocerlos aquí en estos jardines espléndidos, que además poseen lagunas con simpáticos patos, que son alimentados por niños y ancianos cotidianamente. Además cuenta con juegos y áreas destinadas para la entretención de los más pequeños.

También este parque ha sido escogido para rodar clásicos del séptimo arte como Amadeus, película dedicada a la vida del genio musical Mozart, grabada en la desaparecida Checoeslovaquia en 1986. Allí se filmó la escena en la que el emperador José II de Habsburgo sale de caza junto a su corte y sus perros.
Otros parques en cambio son famosos y apreciados por los miradores, que permiten gozar de la belleza de Praga desde diferentes perspectivas. Uno de ellos es el famoso parque de Letna, o de verano, que posee una de las postales más bonitas de la ciudad:

El monte de Petřin también es un destino favorito de cientos de visitantes que suben sus senderos para obtener panorámicas impresionantes del Castillo más grande del mundo y la catedral de San Vito:

Pero sin duda, el otro atractivo que tienen estos parques son los llamados beer garden. Prácticamente todos poseen una zona destinada para deleitarnos con el pan líquido, quizás el más popular es uno situado en un parque de Praga 3, llamado Riegrovy sady, donde además es posible ver espectáculos deportivos, como mundiales de fútbol, olimpíadas, etc., gente de todas las nacionalidades del mundo se congregan allí para compartir o presenciar alguna cita deportiva.

Muchas curiosidades hay también en cada uno de estos parques, en Vitkov, por ejemplo hallamos la estatua ecuestre más grande el mundo, Jan Zitka, héroe militar de los husitas en el siglo XV, luce erguido y victorioso en su cumbre, hoy en día es uno de los próceres inmortales de la patria checa.

Por último, es importante destacar que los parques son sitios seguros, por esa misma razón no poseen limites horarios, pues están a nuestra disponibilidad las 24 horas del día, y son sin duda una de las atracciones más recomendables para todos y todas durante la temporada estival. Aquí sólo hemos mencionado algunos de los parques, hemos dejado a otros injustamente afuera de esta breve reseña, que más bien es una pincelada del encanto ecológico que también posee la capital de Bohemia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *